Sobre ordenanzas (IN)cívicas y otras atrocidades

Incívismo (y cinismo) es prohibir derechos de ciudadanía.

Desde hace años se ha pretendido, como forma de control social, desarrollar una serie de políticas punitivas sobre el uso espacio público, apuntando de forma particular hacia algunos colectivos de personas. Las trabajadoras del sexo forman parte de los grupos señalados por la violencia institucional.

 

Barcelona ha sido tristemente pionera en desarrollar herramientas de sanción administrativa.