Acciones

El estigma social de puta es una de las bases de las dicriminaciones - y por lo tanto de las violencias- que se construyen hacia todas las mujeres y que sufren en el cotidiano las trabajadoras del sexo. La campaña Yo también soy Puta nace en el año 2005 y se mantiene hasta el día de hoy como referencia de denuncia de la discriminación.

Apropiarse de las palabras para romper el estigma significa recuperar espacios de ciudadanía y de derechos para pensar la prostitución desde la capacidad de decidir de las mujeres y reconocer su legitimidad para establecer estrategias de lucha en un marco capitalista y patriarcal.

Te proponemos algunas lecturas: Federici S.  Entrevista 6º Festival subversivo  Zagreb (2013) "Sobre trabajo sexual, estigma y feminismo" - Garaizábal C. y Briz M. (coord. 2008) "El estigma de la prostitución"Juliano D. Entrevista en Pikara (2013) "Si la prostitución no fuera acompañada de rechazo social..."


Prostitutas Indignadas nace en el 2012 como una respuesta colectiva a la violencia institucional que sufren las mujeres que ejercen prostitución en el espacio público. Desde Genera recibimos la demanda de grupos de trabajadoras del sexo para llevar a cabo acciones contra las violencias recibidas.  No era la primera vez, ya habíamos organizado manifestaciones juntas en años anteriores. La campaña Putas Indignadas se inicia en el barrio del Raval y se conforma a través de alianzas entre colectivos: grupos de trabajadoras del sexo, feministas, activistas vecinales y asociaciones de defensa de los derechos humanos. Este primer grupo motor permite dar visibilidad social a las reivindicaciones de las trabajadoras sexuales tantas veces silenciadas.

Sin duda, es un ejemplo de empoderamiento colectivo. Pronto, son las mismas trabajadoras del sexo quienes impulsan y lideran la campaña, ampliando su ámbito de actuación, incorporando a compañeras que ejercen prostitución fuera del espacio público. Actualmente, la campaña es parte de la Asamblea de Activistas Pro - Derechos de las Trabajadoras del sexo en Cataluña que es quien -de forma asamblearia- lleva la coordinación.